Quesos de Galicia

Quesos de Galicia con denominación de origen protegida en Galicia.

Queso de Tetilla es más conocido de todos y el que que tiene un área de elaboración más amplia, que abarca toda la Comunidad Autónoma de Galicia. Su forma, que le da nombre, es sin duda la característica más notable con su forma cónica presenta una corteza apreciable fina y elástica de color amarillo. Tiene un aroma suave y ligeramente ácido.
Su zona de producción es practicamente toda Galicia.


Queso de O Cebreiro cuya zona de producción es la provincia de Lugo por los ayuntamientos entre otros de Baleira, Baralla, Becerreá, Castroverde, Folgoso do Caurel, Láncara, Navia de Suarna, Pedrafita do Cebreiro, Samos o Triacastela y existen pruebas escritas de la existencia de este queso que datan del siglo XVIII, aunque su dilatada tradición se remonta a muchos años antes, difíciles de estimar con precisión. También con una forma peculiar, como de hongo o gorro de cocinero su codia es fina o inexistente y su periodo de maduración mínimo de 45 días. Su origen está íntimamente ligado al Camino de Santiago, por cuanto O Cebreiro es también uno de los enclaves más antiguos y famosos de la ruta jacobea, además de la zona de entrada del Camino Francés a Galicia.


Queso de Arzúa-Ulloa es el queso que tiene la zona producción más próxima a Santiago de Compostela en zonas como Melide, Arzúa, A Ulloa y Chantada, y su fiesta de exhaltación se celebra el primer domingo del mes de marzo. Son quesos de pasta blanda, elaborados con leche cruda o pasteurizada con un periodo mínimo de maduración de 6 días.


Queso San Simón da Costa con una forma que recuerda al de Tetilla, su corteza ahumada con madera de abedul le otorga ese aroma tan especial que lo hace irresistible para muchos de sus asiduos consumidores su zona de producción es en la provincia de Lugo en la zona llamada A Terra Cha, Abadín, A Pastoriza, Castro de Rei, Guitiriz, Vilalba y Xermade.